miércoles, 14 de enero de 2009

Federico de Tarso

La implacable denuncia de la barbarie israelí en Gaza que Federico Vaz está llevando a cabo en su blog es tanto más meritoria por cuanto tiene de caída del caballo.

Gracias, Fede, por mostrar que la inteligencia despierta no se deja encorsetar por la soberbia ni la molicie del sostenella y no enmendalla.

Y perdóname la broma del título.

3 comentarios:

Federico Vaz dijo...

Bueno, si citas esto otro, fechado hace ahora un año: http://unmundofeliz.federicovaz.googlepages.com/elmurodehojalata
tal vez hablarías de bajada gradual y no de caída.

O en esto otro, de hace tres años puede que encuentres más matices y también contradicciones
http://unmundofeliz.federicovaz.googlepages.com/demunicharamala
Es largo y complejo de explicar al margen de que hay hechos que por evidentes, terribles e insultantes difícilmente podrían tener más de una lectura.

Pero prometo pronto comentar qué ha cambiado y qué no en lo que pienso de toda esta historia de sesenta años de mentiras, sueños convertidos en pesadillas, limpiezas étnicas, muertos y más muertos en nombre de la raza o la religión, y qué cosas firmaría hoy y cuáles no.

Federico Vaz dijo...

Ah, me pondré con lo prometido, pero será después de acudir a la manifestación de mañana

Nino dijo...

Por supuesto que es gradual. La vida real es analógica, no se pasa de "uno" a "cero" en un instante. Además de que no es el caso: no celebro que hayas cambiado de bando, que no lo has hecho, sino que hayas dejado de apoyar incondicionalmente a uno de ellos.